Informe Anual

0


AMNISTÍA INTERNACIONAL ARGENTINA CELEBRA “AVANCES SIGNIFICATIVOS” EN JUICIOS POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD  Y RECLAMA COMPROMISO ACTIVO CON LA PAZ EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

 

Buenos Aires, 23 de mayo de 2012

La organización Amnistía Internacional (AI)  destacó hoy los “avances significativos” registrados en las causas que investigan violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar y reclamó al Estado argentino un “compromiso activo en favor de la paz” de cara a la banca no permanente que ocupará en el Consejo de Seguridad de la ONU el próximo bienio.
Así lo hizo al difundir esta noche el Informe 2012 sobre el Estado de los Derechos Humanos en el Mundo,  en el que  resaltó, entre otras, las sentencias dictadas en la megacausa Esma y en el juicio por la denominada Masacre de Margarita Belén.

Además, subrayó la incorporación del delito de desaparición forzada de personas en el Código Penal, y la ratificación del Congreso Nacional al Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, adoptado por la ONU, que habilita a reclamar justicia en el ámbito internacional por la violaciones a los derechos económicos, sociales y culturales.

No obstante estos avances, Amnistía Internacional advirtió que, en el país, las comunidades indígenas “siguen viviendo bajo la amenaza de desalojo, pese a la vigencia de una prohibición total para ese tipo de procedimientos hasta noviembre de 2013”, según la  Ley Nacional 26.160 de Reparación Histórica a las Comunidades Indígenas.

En este sentido, Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional, llamó al gobierno nacional a “avanzar en la efectiva implementación” de esta norma, y  a “poner  fin a la discriminación y a las persistentes violaciones a los derechos humanos de las comunidades originarias”. “El Estado debe garantizar que los habitantes de esos pueblos puedan vivir en sus tierras ancestrales sin el riesgo de sufrir ataques o intimidaciones”, planteó.

En este sentido, el informe  da cuenta del asesinato de Cristian Ferreyra, militante del Mocase Vía Campesina, ocurrido en noviembre pasado en Santiago del Estero, y de las protestas llevadas por la comunidad qom.
Por otro lado, Amnistía insistió, al igual que en su Informe 2011, en las “dificultades” de las mujeres “para abortar legalmente”.  “Amnistía Internacional encabezó durante el año pasado  una campaña por la despenalización del aborto en la región. En este marco, instamos a las autoridades  argentinas  a cumplir con sus obligaciones internacionales, y a dar  impulso al debate parlamentario”, afirmó Mariela Belski.

A nivel global, el Informe de Derechos Humanos destaca que, durante el 2011, “en al menos 91 países, la gente tomó las calles para exigir democracia, libertad y justicia.  Además, denuncia  la “incapacidad” exhibida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para “llevar a cabo su función de guardián de la paz mundial” y exhorta a los Estados miembros de la ONU a aprobar este año un “sólido” Tratado sobre el Comercio de Armas.
En este sentido, la directora ejecutiva de AI Argentina llamó al gobierno argentino a desempeñar  “un papel destacado y positivo” para lograr que ese Tratado “sea un instrumento con el más alto estándar”.

El Informe presentado esta noche en todo el mundo por Amnistía Internacional es el número 50 de su historia. El trabajo incluye una mirada por regiones sobre el estado de los derechos humanos y, luego,  un análisis individualizado de 155 países y territorios. AI es un movimiento mundial formado por más de 3 millones de simpatizantes, miembros y activistas que trabajan en favor del respeto y la protección de los principios de derechos humanos internacionalmente reconocidos.