Roots Time – Tiempo de Volver a las Raíces

2



En varias oportunidades he oído decir, a gente involucrada con la música Reggae de este país, la frase: “que lejos estamos”. Al ver esta singular película también podemos afirmar “Que cerca estamos”; esta dualidad parecería descabellada, pero no es tan así.

Mientras transcurre el film no encontramos, casi sin percibirlo, muy cerca de los valores humanos que trasmite el Reggae no sólo como música sino como cultura, eso nos acerca indiscutiblemente a la historia, por la simple razón de que todos llevamos esa partícula común a los seres humanos, sólo que en el día a día, en esta vida, pasamos por alto lo que hay dentro nuestro.

 

El colorido de los personajes, los paisajes, la música y el aroma del Reggae nos ponen definitivamente en contacto con esa partícula que Babilonia no ha logrado borrar, y que han sabido llevar a la pantalla los realizadores de “Roots Time”.

No hay prácticamente una historia profunda ó una producción descollante, ni actores “conocidos”, es simplemente la “Mística natural” de la que habla Bob Marley hecha película, son las “Raíces” de las que habla Burning Spear ó Dennis Brown, y el “One Love” de tantos otros, en celuloide.

Tan puro como que no necesito conocer el rostro de “Jah Bull” (uno de los principales personajes) a través de alguna revista de chimentos faranduleros, para saber que toda la vida ha estado ahí, dentro mío.

De eso trata Roots Time, de las raíces que siempre atesoramos dentro, pero casi nunca miramos.

Por Martin Cueto.