Max Romeo y su primer presentación en un escenario argentino

0


 

Muchos de los veteranos regueros, y los no tanto, que me crucé anoche pensaban “cuanto hubo que esperar”.

En muchos otros vi la emoción que los embargaba; realizando un show muy similar al que pudimos ver en el Rototom Sunsplash 2010, unos días atrás, con gran energía y folklore jamaiquino de excelencia, Max Romeo cumplió con todas las expectativas.

Descreo que esta sea su gira despedida, está demasiado bien para retirase, o quizás es simplemente ese mi deseo: No te retires Max!!

Los Leones del Brasil cumplieron muy bien el papel de backing band, realizaron una intro impresionante que sorprendió a todo el mundo con “So what” (Miles Davis) de arranque.

El señor Romeo cantó todos sus clásicos y muchos otros de autores amigos, como el “Milk and Honey” de Dennis Brown, varios pasajes de Bob Marley, o los tradicionales ska de Byron Lee y otros.

Los dos periodistas amigos que encontré luego del show (el señor Kleinmann y el señor Irigoyen) puntuaron altísimo la performance.
Los dejo con la crónica de un querido oyente, el joven amigo Eduardo Barcco Serrat:

Miércoles 15/09 : ROMEO fue lo MAXimo!!!

Noche para Recordar en la city porteña, mas precisamente en Niceto club, un escenario que a mi entender es lejos uno de los mejores lugares para escuchar reggae en Baires.
Fue sin dudas la noche de ayer una de esas que vale la pena experimentar y sobre todo recordar. Sin desmerecer y con el continuo crecimiento y gozo de las presentaciones de nuestras queridas bandas locales, hoy mucho mas masivas que hace unos años atrás, pero cuando nos visitan tipos de la talla de MAX ROMEO, hay que aprovechar señores!!

No por casualidad ayer me cruce con Nestor de Nonpa, Sergio del Natty, el cuchu de Resistencia, y ni hablar de los Riddim que se quedaron bailando al mejor estilo reggae rockers todos los temas que este jamaiquino de la 3era edad (máximo respect pero lleva sus 66 pirulos con mucha onda) nos deleito.
Cerca de las 23 hrs, ya consumada la presentación background y alimentando la ansiedad de la mano de RIDDIM, continuo una noche que todos los presentes recordaremos, y es mi intención transcribirles a ustedes aunque sea algo de ello.
A pesar del comienzo un poco seco, con la voz semicortada y los gestos de sorpresa, MAX ROMEO entro en escena con una presencia impecable, traje color crema con mangas arremangadas estilo “Mateico” y sus dreadlocks largas y experimentadas, con cara de un verdadero freeman, /un groso/ Nose si por la experiencia o el calor de nuestra gente, pero hicieron falta 2 temas y por suerte se ajusto todo, la banda brasuca de fondo se aceito también (muy bueno el batero) y con el comienzo de “Uptown babys no cry”, el humo espeso del lugar y la comunión con la gente presente, o por lo menos a mi se me erizo un toque la piel, la noche fue tomando color verde, amarillo y rojo!
Clásicos, y mas clásicos, como “Tan & see”, “Norman” y el glorioso “Stealing in the name of Jah”, entre otros, nos dieron el tiempo de quemar un poco y seguir moviendonos..
Ya para ese entonces se lo veía súper cómodo, bailando medidamente y con una sonrisa en su cara. De poca interacción con la gente, pero demostrando una clara simpatía natural, buscando tal vez el clásico “ole ole ole Romeo Romeo”, se vino un temaso sin dudas “One step foward”, seguido de un cover de los SKATALITES “Jamaican Ska” que movilizo a todos los presentes.
Luego un pequeño descanso… dando lugar al plato fuerte de la noche, claramente ayudado por el esperado grito de “Lucifer son of the mornin´, I´m gonna chase out of the Earth…” empezó ese riddim algo melancólico demostrando porque el reggae roots sigue hoy tan vigente, esparciendo su semilla y es la base de todos los neo rythms que se están tocando en nuestra querida escena reguera hoy en dia!
Luego de un pequeño bis, se vivió otro gran momento, cuando se escucho el conocido “War ina Babylon” donde intercalando con un dancehall old version emulando a John Lennon e interactuando a pleno con el publico (a esa altura mas que satisfecho) y todo Niceto cantando “all we are saying is give peace a chance…”, dejando en evidencia sus valores de rastaman, mande in Jamaica!
En mi opinión, humildemente compartida hacia ustedes, fue de los mejores recitales que me toco vivir este año, formando parte del podio tranquilamente. Claro ayudado por la previa excitación de ver a este gran artista por primera vez en tierra gaucha, pero si hermanos, se que pido mucho, pero con mis 27 años y teniendo en cuenta que vivimos en Argentina, todavia espero la bajada de Burning Spear, y con eso no podré escribir ni una crónica mas!

No tengo mucha mas para decir, simplemente gracias a Romeo, y sobre todo a la gente que estuvo en la organización! Se la jugaron, y nos dieron mucho a todos seguidores del reggae en Argentina!

LARGA VIDA AL REGGAE…

Edu,
El repatriado

Foto: Mechi Ldd