RS 2009 . Del Roots al Dancehall con escalas

0


Crónica: Día 7 – 8 de julio.

En un día bastante fresco nos disponemos a nuestra hermosa rutina diaria: mates, charla con los colegas, apuntarnos para las entrevistas.

Cumplimos exactamente una semana de escuchar reggae las 24 horas, escuchamos reggae aún dormidos…o lo soñamos quizás, pero la euforia de la carpa Dancehall nos acerca más a la primera teoría.

Hoy nos enteramos que podremos entrevistar personalmente a Bunny Wailer, que emoción fuerte no?

Durante el transcurso del día se harán correr varios rumores acerca de Buju Banton y su banda, si vendrá y que se yo.

Una costumbre que parece ser tradición en esta edición del Rototom (luego nos enteramos que es adrede, para que a los artistas de menor trayectoria no se les vacíe el campo) es colocar grandes artistas (quizás los mejores a lo largo de la historia) para abrir la jornada del escenario principal.

Da el puntapié inicial Misty in Roots, legendaria banda inglesa del mejor roots conciente. Comienzan con dos temazos instrumentales para ajustar el sonido (cosa que se solucionará para el 5to tema).

El señor Wailord “Poko” Tyson parece reservado y serio, sus palabras entre tema y tema también lo son. Microfono en mano tapado con un pañuelo con los colores de África, todos los mic vocales tenian un anti pop (la esponjita) de distintos colores, la de él era roja; probablemente hayan tenido alguna experiencia eléctrica en sus labios con la bocha de algún mic. Por momentos serán cuatro los vocales, siempre habrá tres armonizando con muy buen gusto, dos guitarras, un teclado, un trombón, un saxo, bajo y bata es la formación.

“Chase the Devil” nos pone a todos en sintonía, menos a un tano brabucón que no le gusta y se pone a hablar fulero a nostra sinestra, porca miseria!!

“Jah see, Jah know” del disco Forward, indiscutible lo de “misty”.

“Cover up” con un super, super dub wise… “See dem ah come” y el ambiense te pone cada vez más flotador
Todas las intros son realmente muy finas y arregladísimas, de la buena escuela inglesa de los ‘70.
Stafford Harrison de Groundation está a un costado del escenario muy concentrado, escuchando.
“So give them inmorality” en “Dancehall Babylon“, Tyson larga un: “donde está el dancehall, está Babylon, sólo buscan dinero, sólo quieren sexo… Inmorality!!”

Sigue “On the road”, “Judgement coming on the land” pregona “True Rasta Man“, luego un tema nuevo según las palabras de Poko, que sigue muy serio pero se baila todo.

Ahora llega “Salvation”. Momentos de deep roots nos ponen a flotar. La bata se pone a doblar rockers loco!! Saltando cortito para que el barro no te llegue a los calzones…
“Ghetto of the city”, con un solo de guitarra bien potente y otro de bajo, el petiso de la bata se toca todo y de los vientos que te voy a decir.

Esto no puede terminar acá.

“West Livity” , luego un ska que dice: “el último tren vendrá pronto, sube a bordo para dejar todo atrás”.
Tyson detiene la marcha para arengar: “La tecnología está matando a la humanidad, la naturaleza está siendo destruída y esa es nuestra salvación. Mucha gente quiere cambiarse, transformarse en otra persona, se avergüenza de quien es, como ese Michael bla bla bla, que decidió cambiarse el color de su piel, tu color es el pasaporte. El pasaporte de Africa” (el primer artista negro de reggae que no tributa a Jackson). “the train is coming soon…

“Sodom and Gomorra”, “Babylon’s Falling” y adiós. Excelente show.
En la entrevista posterior Poko hablará sobre todos las cuestiones abordadas durante el show y sobre las bandas colegas de buen reggae inglés que siguen en actividad como Steel Pulse y Aswad, lamentó que Black Roots y Cimaroons no sigan adelante.

Sebastian Sturm de Alemania debuta en el Rototom, un jovencito moreno con toda la facha bastante parecida a nuestro Pablo Molina, incluso en la indumentaria. Considerado como una de las revelaciones de los últimos dos años. Mostrando temas de su disco debut “The change is nice” y del nuevo que saldrá oficialmente en agosto de 2009, pero que ya anda dando vueltas en internet, “One moment in peace”, un show con buen new roots, prolijo y con Sebastian muy movedizo en escena.

Está más oscuro, refrescó bastante y el stage se baña de color congo pesado.
Groundation arranca con “Time come”, tema que en el disco nuevo “Here I am” cantan los Congos, una pena que habiendo visto el show de The Congos el día anterior no se pudiera dar este encuentro en vivo.
Sacan un par de temas nuevos más, tienen la misma formación que vimos en Buenos Aires hace poco. Mucha gente está presente y los aplaude.

“Weeping pirates”, y Harrison afirma: “Disfruten este momento porque no saben que vendrá mañana”.

Despachan otro par de temas nuevos, y veo llegar a Buju Banton con la banda, dos jovencitas alemanas se abalanzan contra el acceso y el morocho que lo custodia, uno de la crew intenta convencer al guardia que las deje pasar por unos minutos, nadie cede; entonces Buju Banton que ya había ingresado al back-stage vuelve, se acerca y las tranquiliza con unos autógrafos y besos, las niñas se irán dando histéricos saltos y grititos. Los rumores se acaban de desmoronar todos.

Groundation sigue hipnotizando a la masa con su sonido progresivo, el trompeta con una sordina hace estragos, bocha de gente. La banda se va poniendo más rockera, es claro que no hacen un show muy bailable, en comparación con casi todos los otros, pero los tienen a todos con los ojos entrecerrados y meciéndose suavemente.
Sonarán “Young trees”, “Waterfall”.

“Tenemos la música que es el centro del espíritu y el corazón late gracias a la música”, Harrison Stafford también agradece emocionado “estar en este escenario tan importante para cualquier banda que ame el reggae“.

Distingo refusilos detrás de las montañas, por favor otra vez no!!

El percusionista bate parche como loco y arranca una ovación. El show seguirá un rato más con ese sonido de “jamming experimental” por momento más cercano al jazz rock que al reggae.

Increíble que una banda moderna que lejos está de ser “hitera” (en el sentido pop) y cada vez menos a la luz de los últimos trabajos, sea tan popular.. Nuff respect.

Los bises serán 2 covers de Marley: “Fussing and fighting” demolido por el único pull up del show, “Zimbabwe” y cerrarán con “Freedom talking over”.

Se nos viene Gargamel, estamos esperando y por intermedio de nuestro amigo León (un argentino que vive en Brasil y forma parte de la producción del Rototom desde hace unos años) recibimos la invitación para hacer un set del Ldd Soundsystem en el showcase (el tercer escenario) para la madrugada del jueves. Que honor!!!

PUM PUM… PUM PUM PUM.

Con fuerza golpea la banda de Buju Banton, se nos viene otra noche de dancehall podrido?

Los MC’s italianos se alternan para agitar a la monada, un joven dj, todo de blanco y toallita en mano salta al escenario, bailotea y perrea como loco, muffin’ bien rápido y gutural, como debe ser, no?
Pide por el grito de las ladies y mandan dancehall con melodía de canzonetta italiana con mandolina sintetizada y todo. Fueron dos temitas y afuera.

Vuelven los Mc’s italianos para presentar al segundo dj de los promocionados por Gargamel en esta gira: “con ustedes New Kidz!!!!!”

Salto, carrera, meneo y bling bling; a este le darán tres canciones, el punnany riddim en el medio que se pondrá al mango “ruffi an ruffi an” grita endemoniado.. El último será uno un poco más manso, new reggae que le dicen.

Bien pasó la escuelita del Buju, el MC tano despide a la crew y a la gente: “Cuando digo Buju, ustedes dicen…” un par de veces. El fuego ya está prendido…

Al grito de Bomboclat entra Buju y se rompe todo, a salto partido agita fragmentos de Ruffini’ y que el resto la haga el público si puede. Llamaradas surgen desde distintos puntos del mar de gente. En seguida vuelve el punnany y Buju juega a que saca un celular y lee un “text message”, pull!!!! Un tune nuevo anuncia y pum pum, pum pum pum, ragga a las chapas otra vez, medio minuto y abajo.

Muchísima gente, bien apretaditos (no es lo común, en general y hasta ahora las persona se dan un espacio entre unos y otros).

Salen sus tres coristas y ya tenemos un poco de melodía, hay que bailar nomás. Una Luna llena corona el Parque Rivellino y suena “Champion” para llevarlo a un nuevo ragga incendiario, por un buen rato nos mantendrá en ese ritmo y lo irá aflojando de a poco. La intensidad es fuerte pero el sonido es un poco más new roots y acústico que el de Beenie Man (tengamos en cuenta que Beenie tuvo que pilotearla solo con soundsystem) Sobre la segunda parte Buju canta más de lo que grita. Vestido sencillamente, chaqueta y pantalones de jean, tela de turbante, blanca y negra atada a la cabeza, zapatos de cuero negro bien lustraditos. No hay bling bling. Ni el super correntón que estuvo en todos los días anteriores (un tano que se armó con un compresor, que lleva en un carrito y unas bocinas de camión, es el aparato más estruendoso que puedan imaginar) porque se le averió. Esperamos una pronta solución..
Para los bises suena el ska de Justin Hinds que hacía en los comienzos de su carrera, un temita bien lover y finalmente el “Murderer” más largo que escuché, con unos cantos africanos en el medio, que todo los afro cantaron a coro sincronizado… Impresionante. Más tarde nos dará una entrevista y luego en la carpa del dancehall se presentarán el soundsystem Bass Odissey de Jamaica y más tarde mis amigos del fútbol de la tarde, uno de Zimbabwe y otro descendiente de jamaiquinos que vive en Londres. Ampliaremos!!!!

Ci vediamo dopo, familia..