RS 2009 . Bunny Fyah, Fyah Bunny

0


Crónica día 8 – 9 de julio.


El día comienza un poco más tarde, 12:30 hs, hay que regular energías, a las 4:30 o 5 de la madrugada tendremos sesión de Ldd Soundsystem en el showcase y todo un día agitadísimo por delante. Pasadita por el mercado del camping, dejando ropa en la lavandería (5 euritos por 10 pilchitas). Unos mates en el media point y escuchamos la prueba del original wailing wailer, una miradita mínima para ir regulando lo que será el cierre.
Yo espero la conexión con Cual es?, y Mechi se encargará de relatar lo vivido en el encuentro cumbre, impensado de concretarse y presumiblemente para quilombo asegurado, entre Bunny Livingston y Chris Blackwell.

Bueno, soy Mechi, aquí voy:
El horario pactado para el encuentro era las 16 horas, por eso ni un minuto mas ni un minuto menos llego al Área non Profit para no quedarme sin lugar, pues muchxs tuvieron esa idea ya que me quede paradita bastante rato hasta que un amable caballero decidió irse y dejarme su asiento.
A las 16 y 20 y entre una muchedumbre de gente alrededor lo veo venir a Bunny por las callecitas de la villa del Roto, al entrar al lugar todas las personas que estaban sentadas se pusieron de pie y comenzaron a aplaudir dándole una hermosa bienvenida a Bunny. Él Original Wailer se sienta en el lugar asignado y comienza a fluir todo de forma copada y pacifica, David Katz lo presenta con bombos y platillos, todxs lxs presentes emocionadísimos, más aplausos!

Escuchando a Bunny hablar sobre sus comienzos poco me preocupa la ausencia de Chris Blackwell, pensé: “Se habrá arrepentido” y seguí prestando atención y GRABANDO la sesión.

Más aplausos ante las palabras: “Estoy feliz de estar acá, ahora celebrando el reggae en el Sunsplash de Italia. Me hace sentir muy orgulloso, privilegiado y honrado estar en representación de mis pares, Bob Marley y Peter Tosh y todos los demás miembros de The Wailers”. Grande Bunny!!!

Pero después de 27 minutos disfrutando la paz del Roto hace su entrada no tan triunfal, Chris Blackwell (Dueño y fundador de Island Records, que justamente este año esta cumpliendo 50 años).

A continuación el relato de uno de los momentos de más vergüenza ajena que senti en mi vida… el famoso: que momento!!!
Yo creo que Blackwell casi todo el tiempo hubiese deseado ser topo para poder enterrarse bajo tierra.

David le da la bienvenida y se sienta al lado de Bunny, él cual no le dirige la mirada hasta bien entrada en calor la conversa. Okey Chris podes contarmos sobre el momento en que The Wailers firma con Island Records, te gustaría compartir algunos recuerdos de esa época … fue la primer pregunta, la cual al terminar de contar Chris se la realizan a Bunny, pregunta iba respuesta venía, fluía… pero al correr de los minutos y supongo que por la mente de Bunny habrán llegado muchos recuerdos de la época Wailers con Blackwell, la cosa se iba poniendo más espesa…

Todo se pudre al entrar en tema sobre “Black Heart Man” el disco debut de Bunny como solista editado en el año 1976, tres años después de haber dejado The Wailers, por Island Records.
Lo cierto es, diría Catalina, que en el año 2002 a Chris Blackwell se le ocurre reeditar el álbum sin el permiso de Bunny, e imagínense que ni permiso ni regalías y le agregamos a la receta que Blackwell no es Gandhi…pues…Bunny explotó…también explotó una chica del público que gritaba “Reggae To The World!!!” (en español: Reggae al mundo!!!) y las demás personas la insultaban (no entraré en esos detalles), pero no sólo lo gritó sino que se acercó a la mesa de invitados especiales, le arrebato el mic a Bunny y seguía: “ Reggae to the World!!!”…disculpa disculpa se lo escuchaba a David, como diciéndole Que demonios te pasa nena?, todxs mirando sin poderlo creer, un “security” con dreads retirándola a un costado, y Bunny diciéndole: “Vos que sos? amiga de Blackwell?” Risas y aplausos para pasar el mal momento!

En las próximas ediciones de La De Dios mostraremos con la traducción todo lo vivido. Finalizo mi relato contando que después de que Bunny contara sus próximos pasos a seguir y le dijera a “ese individuo” como el le decía, que si tenia alma le explicara a la gente y a él por que había hecho una cosa así a un Chris Blackwell con un bronceado ya descolorido y sin muchas respuestas coherentes, Bunny se despide para prepaparse para su show (más de la mitad de los presentes se retiran junto a él) quedándonos un par escuchándolo a el dueño de Island..pero debo reconocer que al ratito me fui yo también!

El primer show será el de Natiruts, casi todos los años toca una banda del Brasil ya que buena parte de la producción pasa el invierno europeo en el norte brasileño.
Esta banda creada en 1997, oriunda de la ciudad de Brasilia, hará un show notablemente distinto a los realizados en Buenos Aires; por supuesto que los clásicos como por ejemplo “Liderdade para dentro da cabeca” serán parte del repertorio, también incluirán temas de su último trabajo (que todavía no tuvimos oportunidad de escuchar) “Racaman”. Fueron bien recibidos por el público que festejó su sonido bastante dancehallero. En la entrevista con ellos bromearía preguntando si hoy su show es más “Natidancehall” que Natiruts, “definitivamente” fue la respuesta, intercambiaremos halagos y chistes sobre fútbol y listo.
Bonus: durante los bises me encuentro con Donald & Shumba (mis dj’s amigos del picadito de fútbol) y les hago una pequeña entrevista que culminará en Freestyle a dos voces sobre una base dem bow que venía del vivo de Natiruts del main stage. (espero que sea audible para el aire).

YT es un singjay inglés que tocara en el Rototom unos años atrás junto a Zion Train, junto a su banda Innerheart serán los siguientes; con un sonido bastante pop en sus temas, un buena tanda de riddims new roots del nuevo milenio jamaiquino y un suave vuelco hacia lo clásico tirando covers como “The Drifter” de Dennis Brown (con interesante pasaje de ragga).

“Cuantas vidas inocentes se sigue cobrando este sistema” decía una de sus letras, sobre bases de rub a dub recordarán “la primer visita de Barrington Levy a Inglaterra, nuestro gran maestro”. Habiendo comenzado con poco público fueron logrando atraer de a poco a una buena cantidad, y vuelve a repetir “nosotros venimos de Inglaterra, pero cuando digo Inglaterra ustedes saben a que me refiero, los suburbios de Londres donde se radicó la verdadera escuela del reggae”. Saldrá algún temita para las ladies y no mucho más, un show muy correcto en todo sentido.

Ya es de noche y llega el momento de la hoguera, sobre una buena backing band llamada Prophecy los Mc’s italianos irán agitando a la monada “are you ready???”, “do you love reggae music? Make some noise!!!!” y así para ir presentando a la crew de dj’s que acompañan a Capleton.

Jah Thunder, que hará “The Heathen” de Marley sobre el “Shoot out” riddim, arengará en nombre de Selassie I, del King of Fire, Capleton y de Bunny Wailer, “el único wailer con vida”.
De a ratos será dancehallero del 2000 y más fundacional tirando clásicos yeites a lo Dillinger.
“Saben que cuando salgan del fest la policía los va a esperar para buscarles ganja no?” (si supiera que hay alguno de ellos con dreads dando vueltas dentro del predio!!) suena un muy cantado por todos “Police in helicopter” de John Holt.

Luego de las recomendaciones sobre que comer para ser rasta (solo vegetales, pescado y gallinas) vendrá Ras Saba, vestido de amarillo con una actitud mucho más incendiaria y religiosa aún. Muchos encendedores están prendidos y entre los tres o cuatro riddims que interpretará (nunca más de 2 minutos cada tema) se escuchará uno muy usado por Fidel en vivo “Y no me pongo los guantes…”
El turno de Lion D que entra rugiendo como fiera pasada de hambre pero sus muffin’ serán menos distorsionados, con menos gritos.

Y por último, representando a la escuelita Capleton!!! El experimentado Kulcha Knox avisa que viene a cantar y sale con “Hot Stepper” de Ini Kamoze: “na, na na, na na, na na, na na, na na na, na na na” cantamos todos mientras el Kulcha lanza una lírica propia que le hace honor a su nombre.
Ok. Steve Giant (el principal MC italiano del Fest) tira un “Arribate el lanzallamas” ay mi Dios!! Y grita “more fyah, more fyah”.

“That day will come”, tempo new roots, Capleton sale a escena y el público provoca el primero de los incontables pull up que vendrán. La vuelta será al palo, con mix encarnizados, en cuanto baja un poco la intensidad, el tema será derrumbado, o por el contrario cuando llegue a la cima también (difícilmente lo escuches cantar los estribillos).

Capleton se mueve vocalmente con una facilidad asombrosa, de la afinación suave y melódica, al bramido lacerante; el público está bien encendido y participa más que nunca. “El fuego que ustedes encienden es contra el racismo, del colonialismo” arroja Capleton al ver miles de encendedores llameando.”Es para la reparación, ese día ya vendrá”.

“Jah Jah City”, (hermoso tema que hiciera junto a Morgan Heritage) será coreado de tal manera que Capleton aprovechará para jugar un rato al uoioio.

“Osapo, Italy, si no sabes de donde vienes, menos sabrás hacia donde irás”, Así que a partir de ahora agiten guachos le faltó decir, será casi todo dancehall el resto y por momentos bastante rudo, él no parará de darle órdenes al público (que las manos así, que más encendedores sino nos vamos) y a la banda le dio masa un par de veces, bastante cabrón el chabón. Al ritmo y grito de “Mix” ragga en las patas nos tendrá a todos.

Frenada!!!! Anuncia una canción debutante (producida con los ingleses Mungo Hi-Fi) que será cantada a capella cinco veces…”para que el enojo afloje, van a tener que aflojar con la opresión” dice su letra.

Un momentito lover dedicado a las chicas “Baby don´t cry no more”, un emotivo “Oh Mama and Papa”, cantando en tonos agudísimos, alguna balada hip-hopeada para volver al mango con una soca que será bajada para “el que no levante los brazos…” y bomboclat todo el tiempo, “vamos prendan los encendedores”, terminaba los temas más agitados festejando como un boxeador (tirará puñetazos al aire por doquier) y jugará a que no escucha los aplausos (si Capitán, Capleton pide que lo aplaudan jajajá).
“We bun dem up”, poderoso también. A esta altura el escenario está lleno de humo, se siente olor a dread quemado (seguramente algún indebido uso de encendedor) Capleton carga contra todo tipo de violaciones, injusticias, guerras, armas de destrucción masiva… “prendamos fuego a eso”
Parce que termina el show, pero…

Cantará “Pass the chalice”, como himno legalizador; seguidamente agitará en favor de Obama, resaltando lo mucho que se espera de él.
Hará su “Rock you” sobre el “Satta a massagana” y terminará cantando ya fuera del escenario.
En los bises saldrán clásicos tunes del dancehall de los ‘80 donde en las intros podés percibir las melodías del más viejo rocksteady que las inspiraron, todas, invariablemente, irán a parar al mix, al ragga, incluso al dem bow. “Or Wah” será de lo más festejados de la tanda final, también apelará a la necesidad de tomar conciencia sobre el uso de armas domésticas y la cantidad de caídos que estas provocan.
Un muy buen show y bien masivo, no hay duda que en Italia y podríamos decir en toda Europa, el dancehall y del más rudo es el que hace “capote” (dice el viejito).

Con muy poca espera (en la duda de ir entrevistar a Capleton y no perderse nada del show de Bunny Livingston). Definición, ninguna nota con el rey del fuego; suena el cumbanchero y el mejor de los fuegos está ahí. “Satta a Massagana” cantada por sus tres coristos, los MC’s ingresan para resaltar que este show de Bunny (su primera vez en Italia) es exclusivo en toda la nación.
Suena “Rastaman chant” y aparece, de vistosa pero sencilla túnica blanca, una vincha y los dreads enrollados alrededor de su cabeza, con nosotros, el místico Bunny Wailer. El nyah nos trae la esperada y necesaria paz.

Se ha retirado bastante público, un poco porque la gente esperaba un intervalo más prolongado y otro poco porque el incendio de Capleton les alcanzaba, promediando el show el espacio volverá a estar casi colmado.
Suavemente y con ternura baila por todo el escenario.

“Don’t kill the rastaman” dará lugar al original estilo dj muy bien realizado por Bunny, en la sección de rub a dub el toasting es delicioso, se viene un pull con altura y sin gritos (solo un gesto en medio de un pasito de baile) será la primer detención desde que salió a escena; de aquí y por la próxima hora los temas saldrán uno tras otro pegadísimos, altísimo vuelo señores.

Destaco “Blackheart man”, “Armagedeon” (imaginen la emoción!!!); con un preanuncio en la intro: “Mañana es un día importante para los que aman al reggae y a los wailing wailers” se encenderá el fuego sagrado “Keep burning” y todos a cantar “fyah, fyah…”, otros temas que marcaron los corazones: “Rock soul roll”, “Rootsman skanking”, y luego de batirle dura cantina al dancehall actual: “Dancehall no es rasta music, sólo buscan y promueven el poder del dinero” escucharemos en el mejor foundation dancehall style “Cool runnings”… “come mi fi you shu run” man!!!!

“El Rototom es el mejor festival del mundo hoy día. Nosotros teníamos, hace tiempo, el Jamaica Reggae Sunsplash” (pavada de declaración?) “One love is the order..” “Dada man, dada man, don dada…” fanáticos de Bunny pueden aplaudir o llorar según prefieran.

Vienen los temas del barrio: “En este lugar de Jamaica se creó gran parte de la música de la isla y se originó a los Wailing Wailers”, “Down Trenchtown Come”, dubeadito y pegado con maestría “Trenchtown Rock”. Todo el respeto y amor para este señor. Otro rotundo pull up…

No tira lujos vocales, nadie se los pediría, pero es mágico el momento que te hace pasar; que decir de la banda, con veterana justeza nos pasarán por todos los estilos; el ataque de los vientos, mama mía!!
Viene un medley de rocksteady y ska: “Simmerdown”, “Keep on moving”, “My guiding star”, “I´m the toughest”, “Hypocrites” con un divertido trencito bailador armado por los coristas, que mostraron todo el vintage que tienen curtido; pero seguimos “No woman no cry”, “Heathen”, “Three little birds”, “Easy skanking”, “Leagalize it” y merecido PULLLL!!!!.

Entra al palco (así denominan en Italia al escenario) un señor que en lugar de pedir lo de siempre: “si yo digo Bunny, ustedes dicen…” anuncia que: “el señor Livingston, en su primer visita a nuestro país, ha decidido donar todo su cachet; un 85% a organizaciones de ayuda humanitaria y escolar en Etiopía y el resto para los damnificados por los recientes sismos en los Abruzzos”.
Bunny no se deja aplaudir y agrega rápidamente: “El principal y por eso único problema en este mundo es que unos pocos tienen mucho y muchos tienen nada…”

“Thank you lord” y todo dicho. Cerrará el show con el, según sus palabras y quien las va a discutir, “himno internacional del reggae”… “One love”.

Emocionados nos retiraremos lentamente a descansar a la carpa que en 3 horas nos toca hacer un set de ldd soundsystem, resultará divertido y sobre todo aleccionador. En estos festivales de Europa no abras el micrófono así a lo macho porque te copan el rancho (los italianos son bastante más valientes, encaradores y atrevidos que nosotros a la hora de jugar al dj), aún así quiero agradecer especialmente la participación de Donald & Shumba, del Pirata Boing, de Mama María y del Shanti soundsystem (estos muchachos italianos me preguntaron el nombre y al escuchar Santi, no pararían de decir que todos éramos la Shanti Crew) que se prendieron lindo hasta las 7 en que vino el responsable del Showcase a darme el ultimátum. Un honor haber tenido esta oportunidad en un Fest como este, para terminar sólo le diré al público: “el dj italiano que me precedió destacó la importancia de este día porque pudimos ver a Capleton, sin restarle importancia a ese hecho, creo sustancial que hoy el gran aprendizaje fue ver por primera vez, y quien sabe sino será la última, al gran Bunny Livingstone Wailing Wailer”. Y a dormir en paz…