Alejandro Sokol

1


Un sitio que reza:
Simplemente gracias por tu música, tu pasión y tu humildad arriba y abajo del escenario
Tus amigos, compañeros y fans nunca te vamos a olvidar, por que vivirás por siempre en nuestro corazón
SIMPLEMENTE GRACIAS

“La realidad duerme sola en un entierro; y camina triste por el sueño del más bueno” Dice León en la Colina de la vida. Alejandro Sokol hablaba barrio; decía sonrisas. Ciertos días de los años 80 fue baterista y bajista de la primera hora, nada más (y nada menos), de la banda liderada por Luca Prodan, Sumo. El exceso de velocidad de aquellos días alejaba al “bocha” de Sumo hacia las puertas de la religión mormona hasta que al rey Luca se le soltó el patín y ya todos saben como termino la cancion. Tras la muerte de Luca, Sokol se juntó con German Daffunchio y juntos formaron Las Pelotas, banda con la que registro más de una decena de discos e iniciaron la mitología que después derivaría en dos corrientes bien diferenciadas en su sitio web: Sokolistas y Daffunchistas. Sin embargo, el mensaje de Alejandro era clarísimo: “German es un maestro como compositor y como guitarrista. Para mi es como un hermano, nos decimos las cosas de frente. Somos la cabeza de la banda, no porque vengamos de Sumo y saquemos chapa de eso, sino porque tocamos juntos desde los 16 años y fluye una química.”
Si observamos un poco más de cerca, podemos ver las huellas del Bocha en el reggae: Explicita en la piel de su música; Explicita en Ladedios en coberturas de sus shows y hablando de su carrera y todavía más explicita en su participación en discos de Cabeza de Chola, Riddim y Pinta bien, bandas que si o si rozaron, alguna vez, en cualquier oído reggaero. Lo mismo sucedió con La Simona, banda soporte/amiga con varias andanzas a la par suya. Todos saludan y lo abrazan. “El es el padre del rock para nosotros, un guía que no teníamos”, cuenta Matías Quintas, cantante de la banda.
Rebobinemos. Abril 2008, El bocha asiste a su propia despedida de Las Pelotas en el Quilmes Rock. ¿Era el fin? Su curiosa elegancia parece confirmar la sospecha. Al término del show, Sokol apareció vistiendo una remera con la inscripción “Simplemente gracias”. Aunque él no dijo nada más que “Chau”, ya estaba todo dicho.
Muchos mitos: Sumo y Las pelotas; su proyecto solista “El vuelto S.A” que formo con su hijo Ismaeluna página que eleva un mensaje que nunca se olvidara:

QUERIDO ALEJANDRO… NUNCA TE OLVIDAREMOS,
Y SEGUIRAS VIVO EN NUESTROS CORAZONES…