Entrevista con Pato Banton

0


En la previa de una emisión de La de Dios y palpitando lo que iba a ser la fecha reggae del Pepsi Music ’06 recibo la invitación de parte dePericos para presenciar el ensayo de la banda junto a un histórico cantante, gran raggamuffin’ maker, Pato Banton. Después del ensayo que duró casi dos horas (prepararon 3 canciones y jugaron con alguna más que luego no harían) tuve la oportunidad de conocer a este individuo que no sólo me irradió alegría sino que además me sorprendió la clase de buena persona y cultivada que es. La típica hospitalidad de Pericos en su casa, que siguen siendo una de las pocas bandas grandes del género que continúa funcionando en forma de cooperativa (todos cobran lo mismo, no hay músicos de primer y segundo nivel en el reparto), se sumó a la gentil y práctica ayuda de Ana Poluyan (manager de la banda) que tradujo toda la charla (eternamente agradecido) que aquí va.

Santi: ¿A qué se debe la cantidad de artistas de reggae que se apellidan Banton?

Pato: Banton es como un título de MC (maestro de ceremonias), un título de MC super-pesado. Cuando era joven muchos MCs de la escena cantaban “Yo quiero ser el Banton”. Para ese momento mi nombre era Ranking Pato, porque antes había muchos Ranking, Ranking Joe, Ranking Dread, Ranking Roger, había muchos, y cuando yo era jovencito me nombré a mí mismo “Yo soy Ranking Pato”. En ese entonces viajo a Londres para mi primer audición ante un compañía grabadora, ellos me habían dicho que llevara cinco canciones, pero yo les llevé unas cincuenta canciones. Ellos por supuesto se sorprendieron “Oh 50 songs! You are serious”. Ahí comenzó la audición, pusieron muchas músicas: reggae, ska, blue beat, hip hop, pero no me decían lo que iban poniendo, yo pensaba que iba a ser sólo de reggae.

Santi: ¿Pero no las podías escuchar?

Pato: Sí las pude oír sólo cuando entre al cuarto donde debía cantar, me sorprendieron con los distintos ritmos. Al comienzo pusieron unos tres reggaes pero después cambiaron la música sin advertirme, pero yo seguí cantando, pasaban distintos estilos uno detrás de otro, improvisé sobre ellos; detuvieron la música y yo seguí cantando. Entonces pusieron hip hop y comencé rapear hip hop, pusieron ska y rapeé sobre el ska. Cuando terminó la audición ellos me dijeron: “Vos no sos Ranking Pato, vos sos Pato Banton”. Ellos me dieron el nombre, la gente de Fashion Records, John me dijo “Vos sos el Banton”.
Ese sello era bastante grande porque en esa época tenían a Maxi Priest, Papa Levi, Tippa Irie, Smiley Culture y muchos otros. Ahí firmé mi primer contrato.

Santi: Entonces fue un bautismo …

Pato: Sí, así fue y para mí significa mucho que me hayan nombrado así. Es de gran respeto.

Santi: Y hablemos de los otros Banton, Buju era contemporáneo a él pero a Burro ¿lo conocías?

Pato: Sí, Burro es el primer Banton en los 70s. Yo creo que el segundo fui yo y el tercero fue Buju y después vinieron unos cuantos más. Los conozco a todos y tengo un profundo respeto ellos.

Santi: ¿Dónde residís actualmente?

Pato: En este momento no tengo casa, he vivido en Birmingham, Inglaterra, pero he vendido mi casa y mis estudios, mi auto se lo dejé a mi familia, así que ahora no tengo hogar. “No Adress”

Santi: ¿Ciudadano del mundo?

Pato: Ciudadano del universo porque ahora quiero ser libre para servir a Dios. Esa es mi misión. Me desprendí de todas las posesiones materiales y así estoy disponible para servir a Dios.
Santi: No pareces un religioso tradicional, ni un rastaman ¿Cómo definirías tu credo?

Pato: La religión es buena para todos los que la necesiten, los ángeles no necesitan religión. El hombre sí.
Yo tengo una relación personal con Jesús y con Dios en la que acepto a todas las religiones. Entonces la religión es buena si te ayuda a ser una persona justa. Mucha gente tiene la religión en la mente pero no en el alma. Ahora, yo no tengo más religión de la mente, es una relación espiritual mía con el creador.
En el último tour en Estados Unidos después de los shows hacíamos rondas de oración, a veces venía muchísima gente, musulmanes, judíos, budistas, cristianos, rastas, porque la idea de la ronda es reconocer el espíritu en común de toda esa gente. Y todos tomados de la mano le hablamos a Dios cada uno en su idioma, cuando lo budistas comenzaban con el Om, todos en el círculo se sumaban. Es una hermosa vibración. Incluso sucede que hay personas que están borrachas, que no fueron al show para terminar en una ronda de oración sino para divertirse, pero cuando sienten esa vibración solos se suman al círculo, imagínate (actúa la situación) un joven tambaleante de la mano de dos musulmanes diciendo como puede: “Dios te amo”.
Hace unas semanas, dos personas le hablaron a Robert, mi manager, y le dijeron: “dile a Pato, por favor, que salvó mi vida”, uno había tenido un intento de suicidio y el otro estaba profundamente deprimido. Después del show en la ronda de oración se sintieron reconfortados, así que esta es mi misión ahora, quiero utilizar el talento musical que Dios me dio para cambiar la vida de la gente.

Santi: Tu dogma es ningún dogma

Pato: (se ríe) si, así es … gracias.

Santi: ¿Volverías a Jamaica?

Pato: No. Voy a contarte una historia. En 1999 dos hijos míos fueron baleados en Inglaterra, era el mejor momento de mi carrera, estaba nominado para el Grammy por “Life is a miracle”, participaba del gran tour mundial Womad con Peter Gabriel, estuvimos en Sicilia trabajando con prisioneros jóvenes, después fuimos a Sudáfrica y yo con mi banda nos despegamos de la gira un tiempo para ir a Soweto, donde trabajamos con niños realmente muy pobres, de ahí fuimos a Australia y yo sólo con la banda nos adentramos a trabajar con las comunidades aborígenes. En ese momento me avisan por teléfono que dos de mis hijos fueron baleados, diez y once años. No murieron y luego de un tiempo se recuperaron en el hospital. Es ahí cuando decido cambiar mi vida, pensé que era el tiempo de realizar cambios en mi propia ciudad ya que lo estaba haciendo en comunidades remotas y no le había dado nunca un tiempo a la mía. Recé una noche y recibí un mensaje de Dios y lo que tenía que hacer, que detenga mi música y me dedique a la educación, al principio no entendí bien, porque como yo abandoné el colegio siendo muy joven, creí que debía volver yo a estudiar y no lo entendía pero lo creí, cuando lo oí simplemente lo seguí. El primero de enero de 2000 les avisé a mi manager y a la banda que paraba mi carrera.
Abrí mi estudio en Birmingham para la comunidad, comencé a trabajar con jóvenes de la zona, ahí entendí lo que creía, esa era la educación.
Al tiempo me llamo la principal de la universidad, me dijo que sabía lo que estaba haciendo y me ofreció que me traslade con mi estudio, computadoras y todo a la universidad.
Me dieron el piso más alto del edificio para mí y mi equipo, no lo podía creer, me dieron dinero para acondicionar ese lugar en estudios y capacitación a mí y las cinco personas que forman mi equipo para poder educar.
Después de una serie de cursos me nombraron jefe del departamento de música y emplearon a todo mi equipo de gente.

Santi: ¿ese proyecto continúa?

Pato: Sí, ha crecido, al año de comenzar, el gobierno creó un programa para instalar estudios de ese tipo en veinte comunidades distintas, todas de bajos recursos económicos. Nosotros instalamos y enseñamos a usar esos equipos.
En la universidad ya tenemos una clase sólo para la gente pobre, jóvenes sin calificación que han cursado en el centro de su comunidad reciben clases finales en la universidad (ríe emocionado).

Santi: ¿qué contenidos enseñan?

Pato: Técnicas de grabación, tecnología de la música, interpretación de instrumentos (bajo, guitarra, batería, teclados), deejaing con bandejas, baile, canto y enseñamos a que todo lo que aprenden están capacitados de enseñar.
En verdad es una gran suceso, ya son seis las universidades que se sumaron al proyecto y hay clases incluso para niños de edad pre-escolar.
También trabajo con el departamento de policía, voy a hablarle a las pandillas, los invito a dejar las armas y a conocer los estudios de grabación; muchos de ellos llegan a realizar sus propias producciones, algunos son muy buenos artistas de rap y cantantes. La idea inicial es sacarlos de ese mundo para darles una esperanza y muchos, muchos de estos chicos malos vuelven al colegio y consiguen trabajo. El cambio ya se nota porque la violencia en mi comunidad ha bajado drásticamente.

Santi: Un trabajo así sería muy útil en el tercer mundo, sobre todo en Jamaica…

Pato: Definitivamente… porque los músicos y artistas en Jamaica tienen gran influencia sobre la juventud, pero a veces algunos artistas jamaiquinos promueven la violencia.
Santi: Ahora se está produciendo un poco ese cambio cultural en la isla que impulsa el mensaje cultural y de paz … Y hubo pioneros en este tipo de trabajo socio-cultural como King Jammy.
Pato: Es verdad es un trabajo similar, Bob Marley también encarnó ese trabajo porque él hizo muchas cosas por su comunidad.

Santi: ¿escuchaste algo de lo que se está produciendo ahora en Jamaica?

Pato: Sí, escucho todo el tiempo, porque en Birmingham los Dj’s de radio solo pasan reggae jamaiquino. En Inglaterra no se escucha Steel Pulse, Aswad, Maxi Priest, sólo pasan UB40 en las radios más comerciales, pero en las radios donde hay Dj’s de reggae no pasan nada inglés, alguna vez pasan algún Pato Banton (sonríe con picardía), Macka B y alguna cosita de Tippa Irie pero nada más. Por eso escucho todo lo que pasa en Jamaica y me encanta toda la “concious music” (música con conciencia), la amo.

El que más me gusta es Luciano, es muy bueno Jah Cure, Damian Marley, Buju Banton y podría seguir ya que mi lista es larga.

Santi: Es una selección interesante y de variados estilos de cantantes.

Pato: Sí claro, me gusta la versatilidad. Si la música es positiva a mí me gusta, pero si es soez o promueve a la violencia y al sexo sin más no la puedo ni escuchar.

Santi: Vybz Kartel o Bounty Killer …

Pato: No. No los escucho. Está bien ocasionalmente para el baile pero no me interesan esas letras.

Santi: Volviendo a la escena inglesa, mencionaste a los artistas más conocidos, pero me gustaría saber tu opinión sobre Linton Kwesi Jonson.

Pato: Es un artista brillante, una mente inteligente y un gran escritor, pero muchas veces cuando tenés una postura política como la de él o sos un tipo espiritual no tenés aceptación en los medios.

Santi: ¿eso sucede con L.K.J. en Inglaterra?

Pato: Sí creo que sucede eso. También sucede que la poesía dub no es popular para bailar, es para sentarse a meditar y pensar.

Santi: Sin embargo su backing band (Dennis Bovell Band) te hace bailar de incluso con un duro mensaje…

Pato: Eh! Si esa una muy buena banda. De todas formas Linton Kwesi Jonson es muy respetado en todo el mundo.

Santi: ¿estará en actividad?

Pato: No creo, no escuché nada desde hace tiempo. Quizá esté en Africa o en algún lugar remoto del mundo (se ríe suavemente).

Santi: Muchas gracias Pato por tu tiempo y la buena vibra. (se acerca al micrófono y decididamente arenga)

Pato: Seas negro, rosa o marrón, vivas en la ciudad o en el pueblo, tienes que moverte y no perder la sonrisa aunque te defrauden. Escucha a los mejores Dj’s que en tu estación harán música de los sonidos, es por eso que Pato Banton anda por aquí. La de Dios, ¿entiendes mi hermano?.