Karemelo Santo

0


Con casi 15 años de una intensa e inquieta carrera, Karamelo Santo nos vuelve a sorprender con un nuevo disco: “La gente Arriba”, el cual deja de lado un poco la carga panfletaria para sumergirse de lleno en un viaje musicalmente maduro y con una clara misión de humanidad.
Antes de la primera etapa de su extensa gira por Europa, Guillermo Goy Ogalde nos abrió las puertas de su casa de la boca donde hablo con el inquieto de todo.

El nombre del disco “La Gente Arriba” ¿Quiere expresar la lucha por la unión de las razas o tiene como fin liberar las angustias de la gente?

En realidad, tiene un sentido más humanista. No es un disco muy panfletario porque no hay una denuncia directa y no se presenta una determinada ideología política. Se ha bajado un poco… por eso digo que es más humanista o más renacentista; tiene eso de putear un poco los fanatismos, las religiones y las idiologías políticas fanáticas, porque hoy el hombre mundial, está basado en la lucha de dos cuestiones que no son económicas ni ideológicas sino religiosas. Con toda una práctica que más allá si esta bueno o malo… en todos los sectores, hay muchas divisiones y poca unión.

¿Cuánto influyen las giras a la hora de componer?

Mientras más salimos afuera más tratamos de imponer una parte bien nuestra, que tiene que ver con la cultura de lo que somos. Por ejemplo, en este disco hay unos ritmos peruanos y andinos en tiempo de tres que es muy de los andes, de la parte negra del Perú, Bolivia y del norte argentino, que obviamente llega hasta Mendoza.
¿Cuál es el circuito que transita una banda como karamelo en Europa?
Es un circuito que existe desde hace muchos años. No solamente por nosotros, sino porque Europa siempre fue muy ávida de cosas nuevas. Y nosotros realmente tocamos en lugares muy amplios, en cuanto a lo ideológico como también a lo comercial. A veces, podés tocar en una discoteca o en un Squat tomado y después en un gran festival… pero generalmente no hay algo premeditado. Últimamente hemos tocado mucho en festivales, porque hemos ido en verano, pero la idea nuestra desde hace cuatro o cinco años, es que haya un espacio para toda esta música latina y que por suerte esta creciendo.

¿Cómo es su relación con las bandas de afuera?
Nosotros estamos siempre tratando de abrir. Lo que pasa, es que el laburo afuera siempre es a full y uno generalmente está una hora en un lugar y ya tiene que subir al micro e irse a otro lado. Pero en este disco, hay una banda que se llama ESEEED que significa semilla en alemán, que los tipos son una banda impresionante, que cierran festivales grosos, van a Jamaica y como nos hicimos bastante amigos, a ellos le interesaba que nosotros hiciéramos una canción en castellano que se llama “Papa Noa” y como le hicimos la traducción y les gustó bastante, la incluimos en el disco.
Pero generalmente, allá hay bandas que nos piden Loops o cosas grabadas de cumbia y siempre se hace ese intercambio de información musical, porque a ellos les interesa mucho lo que pasa acá porque realmente lo ven muy novedoso.
¿Cómo nació la idea de hacer un clásico como “Wonderfull World” en versión cumbia?
La idea nació allá afuera, porque nosotros estábamos tocando cumbia y un montón de cosas que la gente se prende, pero nuestras letras son en castellano; entonces pensamos hacer una canción que estuviera en el conciente colectivo del público europeo pero con ritmo de cumbia. Y por suerte, salió algo muy lindo que nosotros pensamos que iba a pegar mucho allá pero nos han llamado un montón de programas de acá también para que lo toquemos.
¿Cuánto influyo el nacimiento de tu hijo en este disco?
Tener un hijo es optimizar tu vida, te trae mucha esperanza y mucha fe. Porque uno no tiene un hijo si no tiene esperanza. Y la canción que hice, en realidad fue lo que sentí en ese momento que nació. Y me dije: “Bueno… si sentí amor por esta persona que era mi mujer en ese momento, no me importa que reacción yo pueda tomar con ella en un futuro, si estoy vivo o muerto… el amor está y somos nosotros”.
¿Qué diferencias se pueden encontrar entre “La Gente Arriba” y la placa anterior “Haciendo Bulla”?
Digamos que este disco es más parecido a “Los Guachos”. Lo que pasa es que “Los Guachos” era muy panfletario; había temas como “Guerrillero”. La protesta era directa contra el FMI, todo lo que había pasado con De La Rua.

Pero en este último disco, prácticamente no hay una denuncia directa, no se nombra a nadie y aparte las canciones están apuntadas a una cuestión más humana, hablan de los falsos profetas, las veces que nos engañan, otras hablan de las ganas que tenemos de tocar todo el día y a veces no nos permiten… porque nos cierran lugares. Digamos… que es un disco con momentos, con respeto a “Haciendo Bulla”, no es un disco apuntado al hit.

Entrevista: Juan Manuel Rodriguez .
Fotos: Claudio Passarelli.

Agradecemos a www.memoriadeuninquieto.com.ar por la colaboracion y recomendamos visitar su sitio Web.