JAH LIVE, CHILDREN

2


Hoy mucha gente celebra la Resurrección de Cristo, otros el Pesaj, otros alguna otra cosa. Algunos como yo celebramos un día más de Vida, la que nos dio el Más Alto. Cantamos y agradecemos que Él mismo vive en nosotros y en todos. Leyendo una edición moderna del Kebra Nagast, encuentro en su prefacio algo que quiero compartir y que adapté al castellano desde mi “uruguayez”: La ceremonia del Nyabinghi, llamada “Groundation, (celebration)” es lo más parecido a una ceremonia sagrada para los Rastafaris. Allí se mezclan los tambores “burru drums”, cánticos, lecturas de poemas y discursos… todo bajo el designio Salomónico de compartir lo que uno tiene con todos. Espíritus de ángeles en el aire, bailes en la tierra con demonios mientras la mente explota de fantasías acerca del Infierno y el Paraíso. Existen infinidad de categorías de Rastas, los Boboshanti, que viven en lo alto de las montañas en pequeñas comunidades o como ascetas, Rastas Cópticos (de la iglesia Copta), Rastas de pelo corto (o pelados uruguayos como yo), Rastas blancos, etc… Todos sus pensamientos vienen de lo mismo y van hacia lo mismo: el corazón. En una de esas ceremonias una hermosa mujer vestida con una túnica africana hasta los pies y con turbante pidió silencio para decir: -“Hay muchas cosas para decir, como dijo Bob Marley, muchas cosas para decir y yo trataré de decir algunas ahora. Yo sé que lo que dijo Marley es verdad, pero también sé en lo profundo de mi corazón que cada hombre mujer o niño debe decir sus verdades. Un día mi chiquita me preguntó: ¿dónde vive Dios? Y yo me dije ¿qué le digo?¿Qué le dirían Uds.? ¿Cuál es el domicilio de Dios, mis hermanos y hermanas? Anoche mismo, esta hijita mía viene a mí con un dolor de dientes y en un chispazo de iluminación le dije: Ahí!! Ahí mismo vive Dios!! Y mi niña de 4 añitos tuvo una respuesta, pero enseguida hizo una nueva pregunta: ¿Mamita, que significa estar muerto? Mientras pensaba rápido una respuesta pensé en Marley cuando decía: -“Hay gente muerta en vida y gente que ha muerto que sigue viva”. Y eso mismo contesté a mi hija. Y así ella tuvo su verdad, porque no puedo esconder nada de ella, ¿porque lo haría?. Hermanos y hermanas, hablen con sus hijos, enséñenlos bien, siempre díganles la verdad. NUESTRA POSTERIDAD YACE EN LAS RESPUESTAS A SUS PREGUNTAS. Dr.Alvaro Gaynicotche a.k.a “Bush Teledoctor”